Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Washington, D.C. — Hoy, líderes del Congreso anunciaron que llegaron a un acuerdo sobre el presupuesto que finaliza las asignaciones y los nuevos gastos autorizados para el año fiscal 2022, teniendo en cuenta el conflicto en Ucrania y la pandemia del COVID-19. 

Desafortunadamente, el proyecto de ley no incluye nuevas inversiones que tanto se necesitan para las prioridades de salud sexual y reproductiva, tales como el Título X, los programas de planificación familiar internacionales, o el Fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), medidas que fueron aprobadas por la Cámara de Representantes y propuestas por el Senado. La legislación tampoco actúa en cuanto a temas urgentes, como la eliminación de prohibiciones discriminatorias contra el aborto—tales como la enmiendas Hyde y Weldon—o el repudio permanente de la dañina ley mordaza global.

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America: 

“A pesar del progreso histórico que hemos logrado este año bajo el presidente Biden y los líderes del Congreso, es muy decepcionante contar con un paquete presupuestario que incluye a la enmienda Hyde y que no elimina permanentemente la ley mordaza global en otro presupuesto federal más, acatando la insistencia de los miembros del Congreso que se oponen a la salud sexual y reproductiva. Pero, confiamos que el liderazgo de las organizaciones de justicia reproductiva, y de mujeres negras y latinas, nos ha acercado a un futuro en donde dichas prohibiciones a la cobertura del aborto sean cosa del pasado. 

“Aún así, con el derecho constitucional al aborto colgando de un hilo, la falla de este proyecto de ley en invertir más recursos para expandir el acceso a la planificación familiar tanto en Estados Unidos como en el mundo entero, es un error. No podemos seguir aceptando que nuestra salud y derechos sigan siendo moneda de cambio para aquellos que quieren controlar nuestros cuerpos y nuestros futuros. Ahora más que nunca, el cuidado de la salud reproductiva está bajo ataque, y este proyecto de asignaciones fiscales no cumple con las necesidades del momento.

“Agradezco a la representante Rosa DeLauro, a la senadora Patty Murray, a la senadora Jeanne Shaheen, al senador Chris Coons y a la representante Barbara Lee, quienes han apoyado el cuidado de la salud sexual y reproductiva, tanto en este país como a nivel mundial; y quienes han generado sus propios proyectos de ley fiscal, incluyendo inversiones robustas y cambios críticos a la política actual. Sus esfuerzos no pasan desapercibidos.  

“Necesitamos que el Congreso siga este ejemplo. No podemos, y no dejaremos de luchar, para asegurar que toda las comunidades tengan acceso al cuidado de la salud sexual y reproductiva, incluyendo el aborto, sin importar de dónde vengan, cuáles sean sus ingresos o qué cobertura de seguro médico tengan”. 

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables